Somos uno. Por Rafael Cancel Miranda

Tengamos siempre presente que todos somos parte de la Patria Grande y lo que se le haga a uno de nosotros nos afectará a todos. Evitemos que usen su vieja táctica de ponernos hermano contra hermano.

Por eso, quisiera terminar este escrito repitiendo lo que dije en mi intervención en la conferencia de Nueva York. Cito a Fidel: “No olvidemos lo que nos han hecho”, y añado, lo que nos están haciendo. 
 
 
 
Fuente: Cubadebate

Durante el fin de semana del 25 y 26 de marzo pasados tuve el honor de participar en la ciudad de Nueva York en una conferencia por el fin del criminal bloqueo a Cuba por parte del imperialismo estadounidense. Sentí la buena sensación que siento siempre cuando estoy en medio de una concurrencia que lucha por la justicia.

En la noche del 25 se celebró un acto público de solidaridad con Cuba en el Centro Malcom X y Betty Shabazz. Aproveché para rendir homenaje a quien consideré siempre el Albizu de la lucha por la liberación y dignidad de los afroestadounidenses. Por supuesto, también rendí homenaje a nuestro querido comandante Fidel. Conociendo la criminal maniobra que en la actualidad se lleva a cabo contra Venezuela por parte del imperialismo y sus secuaces en Latinoamérica, pensé necesario mencionarlo en la asamblea.

Todos sabemos, o debemos saber, de las nuevas tácticas del imperio estadounidense contra nuestros pueblos. Antes ejecutaban golpes militares directamente e imponían a los Batista, Trujillo, Pinochet, Pérez Jiménez, Somoza, Stroessner, Videla. Ahora, en un cambio de estrategia y mediante las guerras económicas y mediáticas para desestabilizar a los gobiernos que velan por los intereses de sus pueblos, usan a sus lacayos en las oligarquías que se asocian con cualquiera con tal de preservar sus inmerecidos privilegios –Macri en Argentina, Temer en Brasil, Uribe en Columbia, Capriles en Venezuela y Almagro en la Organización de Estados Americanos (OEA).

En Puerto Rico, desgraciadamente, también tenemos unos cuantos lacayos. Pero, por fortuna, también tenemos patriotas, como los tienen nuestros países hermanos. Le recomendaría a nuestros hermanos que estudien el caso de Puerto Rico pues el imperio podría estar ensayando en mi país lo que más tarde intentarían hacer en los suyos.

El coloniaje nos ha creado una deuda impagable y el expresidente Obama, el congreso yanqui y Wall Street nos han impuesto una junta dictatorial para asegurar que se pague la deuda, aunque esto implique crearle una crisis humanitaria al pueblo puertorriqueño. El reclamo de la ciudadanía para que se audite la deuda, se determine qué parte de la misma es “legítima” y quiénes son los responsables de haberla asumido, ha caído en oídos sordos.

Puerto Rico es parte de Latinoamérica y el imperialismo estadounidense nos tiene en estado de esclavitud colonial. Nunca olvidemos lo que le hicieron a México, tierra latinoamericana, al robarle más de la mitad de su territorio nacional y convertirlo en lo que hoy son los estados de California, Texas, Colorado, Nuevo México y partes de otros estados aledaños.

No olvidemos las miles de vidas que nos han costado sus intervenciones militares como fueron las de República Dominicana, Nicaragua, Panamá, Granada; no olvidemos la Operación Cóndor, dirigida por Richard Nixon y Henry Kissinger, que tantas muertes y tanto sufrimiento causó en nuestro continente.

Tengamos siempre presente que todos somos parte de la Patria Grande y lo que se le haga a uno de nosotros nos afectará a todos. Evitemos que usen su vieja táctica de ponernos hermano contra hermano.

Por eso, quisiera terminar este escrito repitiendo lo que dije en mi intervención en la conferencia de Nueva York. Cito a Fidel: “No olvidemos lo que nos han hecho”, y añado, lo que nos están haciendo.

Comentarios