EN VENEZUELA, ¡NO PASARÁN!

Reverendo Raúl Suárez:
 
ESTA INJERENCIA AGRESIVA ES LO DIAMETRALMENTE OPUESTO A LOS POSTULADOS DE NUESTRA FE CRISTIANA


En el año 1967, justo un año antes de su asesinato, el Dr. Martin Luther King Jr. rompió el silencio de las iglesias frente a la guerra contra el pueblo vietnamita, y acusó a su gobierno como "maquinaria de muerte", y
caracterizó al sistema como una "sociedad enferma". Ahora entre otros países, Venezuela es amenazada y se ha echado a andar todo un proceso
que se dirige a la intervención militar y el derrocamiento de su gobierno constituidos por la voluntad propia de su pueblo. Una vez más, la OEA y países que se prestan a la ejecución de estos instrumentos ideológicos de muerte se unen.

Al imperio de aquel entonces y a los que se unían en proyectos de injusticias e impiedad, el profeta Isaías los denunciaba públicamente: “!Ay de los que dictan leyes injustas y prescriben tiranía, para apartar del juicio a los pobres; y para quitar el derecho a los afligidos de mi pueblo. !Ay de los que dictan leyes injustas y prescriben tiranía. !Ay de los que a lo malo dicen bueno y
a lo bueno malo". (Isaías 5 y 10).

Unimos nuestras voces a gobierno y pueblos del Continente que no han doblado sus rodillas ante "el becerro de oro". Hacemos un llamado al Consejo Mundial de Iglesias, al Consejo Latinoamericano de Iglesias y al Concilio Nacional de Iglesias de Cristo de los Estados Unidos, a que hagan un llamado a sus respectivos gobiernos para alertar sobre esta injerencia agresiva que es lo diametralmente opuesto a los postulaos de nuestra fe cristiana.

Es una ofensa a la paz y buena voluntad que reclama nuestro Señor Jesucristo.


Rev. Raúl Suárez Ramos, director y fundador del Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. y miembro de la Red de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales en Defensa de la Humanidad, en Cuba.

Comentarios