EN VENEZUELA, ¡NO PASARÁN!


Luis A. Montero, intelectual cubano:

LA HISTORIA DE LA OEA ESTÁ PLAGADA DE SITUACIONES VERGONZOSAS


La historia de la OEA está plagada de situaciones vergonzosas donde se han hecho añicos muchas veces los mejores preceptos de sus principios fundacionales. Entre los casos más notables, más que evidenciados hoy en día, están los de la separación de Cuba (de la que se ha tenido que retractar) y las invasiones a Cuba (1961), Guatemala (1954) y Santo Domingo (1965), ocurridas las dos primeras con el silencio de la organización y la última con su patrocinio. El gobierno de una potencia continental gigantesca como los EEUU interviniendo abiertamente en los asuntos internos de un país como Santo Domingo, y contra un gobierno y ejército constitucionalistas, hubiera sido suficiente para disolver el organismo si no se condenaba. Lejos de eso, se apoyó.

Se trata de una organización agotada desde todos los puntos de vista. Es notable, además, como políticos que se habían manifestado al menos como liberales moderados en sus países de origen, se transforman en instrumentos de la reacción continental, muy lejos de sus obligaciones como negociadores, inmediatamente que acceden al cargo de Secretario General. El caso Almagro no es único.

Personalmente no veo razón alguna por la que la OEA deba seguir existiendo y se mantengan dentro de ella los gobiernos que son objeto de unilaterales visiones discriminatorias. Hoy existen organizaciones alternativas ya establecidas, como es el caso de CELAC, donde los diálogos multilaterales pueden ocurrir de forma menos sesgadas. Las ofensas y el trato discriminatorio contra Venezuela deben ser condenados, incluyendo lo insultante que resulta pensar que ese país no pueda resolver por sí mismo sus contradicciones internas estando en el poder un gobierno que ha dado muestras inequívocas de democracia, muchas más que otros gobiernos miembros.

El Dr. Cs. Luis A. Montero-Cabrera es profesor de Química Computacional y Teórica en la Universidad de La Habana e integrante de la Red de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales En Defensa de la Humanidad, en Cuba.

Comentarios