El presidente Evo Morales y CONALCAM lanzan manifiesto en defensa de la vida y la paz del mundo


La Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que se reunió esta mañana con el Presidente Evo Morales en Palacio de Gobierno, aprobó un manifiesto que condena “enérgicamente cualquier forma de invasión o uso de la fuerza”, y exige “que se respete el derecho de los pueblos a la paz, a la soberanía y autodeterminación”. 


“Estamos viviendo la peor crisis humanitaria de la historia de los últimos 70 años; la familia humana vive una desgarradora realidad, las guerras y los conflictos de distinta índole y en varios lugares del mundo han provocado una situación desesperante, más de 128 millones de personas requieren asistencia humanitaria en 33 países”, dice el preámbulo del Manifiesto en Defensa de la Vida y la Paz del Mundo, al que se dio lectura en Palacio, en presencia del Primer Mandatario.

Resoluciones del Manifiesto en Defensa de la Vida y la Paz del Mundo:


1. Condenamos enérgicamente cualquier forma de invasión o uso de la fuerza, y exigimos que la solución de controversias sea exclusivamente mediante mecanismos pacíficos.

2. Exigimos que se respete el derecho de los pueblos a la paz, a la soberanía y autodeterminación.


3. Exigimos que cese todo tipo de guerra y las que están en curso sean resueltas a través de diálogos y negociaciones políticas que respeten los principios de soberanía, integridad territorial e independencia de todos los países.

4. Exigimos que nunca más se utilicen armas de destrucción masiva, ya sean nucleares, químicas o biológicas.

5. Más aún, exigimos que estas armas no se fabriquen en ninguna parte del mundo, además que las que ya han sido fabricadas sean destruidas en su totalidad, incluidas las armas nucleares.

6. Exigimos detener la carrera armamentista que hace de la muerte un negocio lucrativo y que desvía los recursos económicos que deberíamos usar para combatir el hambre y la pobreza.

7. Exigimos que las Naciones UNIDAS no sean un instrumento que legitime invasiones ni acciones unilaterales, y que defienda los principios y propósitos que están orientados para preservar las generaciones venideras del flagelo de la guerra que han infringido a la humanidad sufrimientos indecibles.

8. Exigimos que los invasores de pueblos y destructores de estados reparen los daños causados.

9. La humanidad debe concentrarse en la lucha contra la desigualdad, en el respeto de los derechos de la Madre Tierra y en la construcción de un mundo que no divida a la familia humana, un mundo en el que los recursos naturales estén bajo dominio de sus pueblos, y en el que los servicios básicos sean reconocidos como derechos colectivos.

10. Exigimos respeto a todas las religiones y todas las culturas, la diversidad es una de nuestras más grandes riquezas. Todos debemos contribuir a la cultura de la paz.

Comentarios