No hay en el mundo un ser más amado que Fidel. Por Bill Hackwell y Alicia Jrapko

Tratamos de razonar que aunque se ha ido físicamente se quedara por siempre entre todos ustedes, entre nosotros y el mundo entero que llora su ausencia, pero duele mucho saber que ya no estarán sus palabras certeras apuntando hacia el imperio.


Queridos compañeros,

Han pasado unos días ya desde la partida del Comandante y recién ahora es que me siento como para escribirles unas líneas para decirles que no hemos dejado de pensar en todos ustedes. Graciela nos dio la noticia la misma noche apenas Raúl anuncio que el cuerpo de Fidel había partido. Desde entonces hemos estado paralizados ante la noticia. Hubiésemos querido estar allá para recordarlo junto a todos ustedes.

Lo más difícil para nosotros estando lejos pero ademas viviendo aquí, ha sido no sentir dolor, rabia e impotencia ante la basura de los medios de comunicación corporativos. Si siempre ha sido difícil el bombardeo de los medios contra Cuba, imagínense lo que son ante la muerte de Fidel. Hemos tratado de evitarlos y concentrarnos en lo positivo, que la verdad hay más que suficiente ya que no hay en el mundo un ser más amado que Fidel.

Tratamos de razonar que aunque se ha ido físicamente se quedara por siempre entre todos ustedes, entre nosotros y el mundo entero que llora su ausencia, pero duele mucho saber que ya no estarán sus palabras certeras apuntando hacia el imperio.

Nos hemos quedado un poco "rengos" para seguir caminando, pero fue el mismo Fidel quien hace unos años atrás dijo que los hombres pasan, pero los pueblos y la ideas quedan.


Seguiremos junto a todos ustedes porque hoy más que nunca la lucha continua.

Los queremos y los abrazamos siempre.

Bill y Alicia

Comentarios