A 40 años del atentado contra Cubana de Aviación, Posada Carriles vive libre en Miami


Aún hay por lo menos cuatro volúmenes de documentos oficiales estadunidenses aún secretos sobre la colaboración de Posada Carriles con la CIA y su relación con diversos actos de terror, incluido el caso del estallido del vuelo 455, informó hoy la organización de investigación National Security Archive, que ha publicado la documentación desclasificada hasta la fecha.






Fuente: La Jornada



Hace justo 40 años estalló un avión de Cubana de Aviación poco después de despegar de Barbados; murieron 73 civiles en lo que fue el peor atentado terrorista del hemisferio occidental antes del 11 de septiembre de 2001, y el autor intelectual, el cubano Luis Posada Carriles, sigue albergado por el país autoproclamado líder mundial de la llamada guerra contra el terror.

El lema oficial nacional desde el 11-S en Estados Unidos es: si ves algo, di algo, el cual solicita que todos los ciudadanos se sumen a la lucha antiterrorista y reporten a las autoridades cualquier actividad o persona sospechosa.

Posada Carriles sigue viviendo libremente en Miami, a pesar de que los gobiernos de Cuba y Venezuela y agencias federales estadunidenses, junto con promotores de derechos humanos aquí, han visto, dicho, acusado y comprobado que es un terrorista. Declaraciones de los dos autores materiales, Fredy Lugo y Hernán Ricardo, señalan directamente a Posada Carriles como el autor intelectual de la voladura.

La larga biografía violenta de Posada Carriles, ampliamente documentada, incluye entre otras cosas su participación en la invasión estadounidense a Cuba, complots para hacer volar un buque cubano o ruso en el puerto de Veracruz en 1965, asistencia a la contra nicaragüense, la detonación de bombas en zonas turísticas de Cuba en 1997, intentos para asesinar a Fidel Castro y el estallido del vuelo 455.

Aunque las autoridades estadunidenses no lo han acusado por el caso del avión, irónicamente no desean que esté en su espacio aéreo: Posada está en la lista no fly de Estados Unidos, o sea, tiene prohibido abordar vuelos, por sospechas de actividad terrorista.

Hasta la fecha, el gobierno de Estados Unidos ha rehusado atender la solicitud de extradición de Posada Carriles presentada por el gobierno de Venezuela, donde fue condenado por los 73 cargos de homicidio en el acto de terror cometido el 6 de octubre hace 40 años y donde es prófugo de la ley. Hoy el gobierno venezolano informó que renovará sus esfuerzos de extradición.

El abogado José Pertierra ha perseguido incansablemente a Posada Carriles para llevarlo a la justicia por sus diversos actos de terror, y desde su reaparición en Estados Unidos, en 2005, ha representado al gobierno de Venezuela en la solicitud de extradición. Este caso, afirma en entrevista con La Jornada, ilustra una doble moral de Estados Unidos: su guerra contra el terrorismo no puede ser efectiva si por un lado encarcela de manera indefinida, tortura y hasta mata a acusados de terrorismo, y por otro lado, protege, ampara y deja en libertad a otros terroristas que son sus amigos.

Cuando Posada Carriles logró evadir la justicia en América Latina, ingresó a Estados Unidos en 2005 solicitando asilo político. Aunque las autoridades estadunidenses contaban con amplia evidencia de sus actos ilícitos de violencia (no poca bajo supervisión estadunidense), no lo acusaron por delitos relacionados con el terrorismo, sino sólo por mentir sobre su ingreso ilegal a Estados Unidos, así como sobre su papel por actos de terror en Cuba en los 90 (algo que él mismo confesó, con orgullo, en una entrevista con el New York Times en 1998).

Aún hay por lo menos cuatro volúmenes de documentos oficiales estadunidenses aún secretos sobre la colaboración de Posada Carriles con la CIA y su relación con diversos actos de terror, incluido el caso del estallido del vuelo 455, informó hoy la organización de investigación National Security Archive, que ha publicado la documentación desclasificada hasta la fecha.

El Archive reiteró su llamado a la desclasificación de todos los archivos de inteligencia sobre Posada Carriles. Este es el momento para que el gobierno transparente el pasado encubierto de Posada y su involucramiento en el terrorismo internacional. Sus víctimas, la opinión pública y los tribunales tienen el derecho a saber, afirmó Peter Kornbluh, director del proyecto de documentación sobre Cuba del Archive.

Comentarios